Saltar al contenido

Gato persa blanco

El gato persa blanco es uno de los ejemplares más hermosos que pueden existir, su hermoso pelaje blanco es lo más característico de este felino, según la historia sus orígenes son la Europa en el año 1690.

Y desde aquí se logro expandir de manera rápida por todo el continente europeo, siendo un gato muy popular en las monarquías aristócratas, para el siglo XIX el gato persa blanco se convirtió en la mascota favorita de ala aristocracia.

Por otra parte podemos decir que este hermosos felino es muy amigable, y de gran tamaño, por lo que su pelaje debe ser muy cuidado para poder mantenerlo tan hermoso y brillante como de costumbre.

La alimentación del gato persa blanco debe ser muy balanceada rica en vitaminas y minerales, para poder ofrecer fuerza y vitalidad al gato, incluso los suplementos vitamínicos son muy buenos para este.

Además de que su aspecto es muy hermoso, y posee ciertas características fiscas que, lo diferencia de otras razas, de las cuales hablaremos un poco más adelante en estar artículo.

El temperamento gato persa blanco es muy dócil, siendo uno de los gatos más amistosos y amorosos que puede haber entre las distintas razas de estos hermosos felinos.

Ver: Gateras para gato

Aspecto físico de un hermoso persa blanco

El gato persa blanco es un gato muy elegante, el cual muestra elegancia y mucho glamour, posee un tamaño mediano y es de contextura robusta, los machos siempre un poco mayor que las hembras.

El cuerpo del gato persa blanco es muy robusto y es posible encontrar una especie de bolsa adherida a su vientre, la cual es solo tejido adiposo, esto es algo muy característico de esta raza.

El pelaje del persa blanco es muy hermoso y sedoso, de un color característico como su nombre lo indica, además de esto existen dos especies diferentes de esta raza, siendo ellas las siguientes.

  1. El gato persa banco tradicional, el cual cuenta con las características ya mencionados con anterioridad.

  1. El gato persa peked faced, el cual tiene un hocico más achatado, y la cara más delgada, incluso posee rasgos similares a un erro pekinés.

Los cuidados.

El principal cuidado del gato persa blanco de su pelaje, el cual debe mantenerse sedoso y suave, lo cual se logra con un buen cepillado diario, para así eliminar cualquier tipo de enredo o suciedad que este en él.

Además de que mensualmente es necesario llevarlo a la peluquería de gatos para que este sea cortado y darle forma al tan elegante y glamuroso pelaje blanco de este felino particular.

Temperamento y carácter

El gato persa blanco tiene un  temperamento muy dócil y tranquilo, por lo que se caracteriza por ser amoroso y muy cariño, siendo uno de los gatos más ahorros que existen.

Mo les gusta la soledad, por lo que siempre estar cerca de alguna persona, cabe destacar que estos escogerán a alguien de la familia como su favorito al cual pedirán más atención y amor.

Por lo que el gato persa blanco se la pasara detrás de ti, ya que no le gusta estar solo, es considerado un gato hogareño, ya que prefiere están en casa que salir al aire fresco.

No maúllan con regularidad, por lo que son muy silenciosos, le encanta dormir en el regazo de las personas, mientras lo acarician y miman mucho más, por lo que el persa blanco es uno de los gatos más mimados que existe.

Son muy inteligentes, y aprenden muy rápido cada orden que se les dé, suelen pasar mucho tiempo en el piso, y solo necesitan un lugar cómodo para dormir, además de su caja de arena adecuada.

[Total:0    Promedio:0/5]